Lecciones mexicanas para evitar la Influenza Aviar

Publicado el 01/14 | por agrinews | Bioseguridad

Los diversos brotes de Influenza Aviar que ha habido en los últimos años en diferentes poblaciones de México han motivado al patólogo Miguel A. Márquez a elaborar una serie de medidas a seguir para evitar su aparición.

Efectivamente, en 2012 hubo un reporte de alta mortalidad en granjas de aves de puesta en la región, muy poblada, centro-occidental de México. En esta zona geográfica hay una población de más de 70 millones de gallinas ponedoras en un corredor lineal de unos 120 kilómetros. Cabe destacar que, si Jalisco fuera un estado, sería el décimo productor mundial de huevo. Debido a ello, en junio de 2013 se procedió a establecer el Plan Nacional de Emergencia en Salud Animal (DINESA) con el cual se organizó una zona de cuarentena alrededor de las granjas afectadas con sacrificio inmediato de las parvadas infectadas y de aves no infectadas. El Ejército Mexicano tomó control de todas las carreteras y caminos menores, para controlar y evitar todo tipo de movilización de animales vivos, muertos y de productos y subproductos avícolas.

Esta alarma supuso una campaña enorme de vacunación para evitar más pérdidas. Cabe señalar que, a fecha de octubre de 2012, el brote había costado la pérdida de 22.3 millones de aves muertas o sacrificadas con un costo de US$760 millones de dólares, 160 millones de gallinas habían sido vacunadas y se habían perdido 7,688 puestos de trabajo. Sin embargo, en enero de 2013 se reportaron nuevos focos de Influenza Aviar en el norte de México. Para fines de marzo del 2013, 3.7 millones de aves habían sido sacrificadas, entre ellas, 847,000 reproductoras pesadas, 1,9 millones de pollos de engorde y 918,000 gallinas de postura. Buscando la contención de esta nueva oleada, se aplicaron 131 millones de dosis de vacuna. Una tercera oleada tuvo lugar en el Estado de Puebla en mayo de 2013.

Las grandes pérdidas que sufrió el país como consecuencia de la Influenza Aviar, ha motivado, como hemos dicho, a Miguel A. Márquez a elaborar una lista de acciones a tomar para prevenir y evitar estos brotes: 

1.- Limpieza y medidas higiénicas que constantemente dejamos a un lado, debido al exceso de trabajo o porque el veterinario, el gerente o el productor se ven obligados a ahorrar dinero para reducir costos.

2.- Aplicar Buenas Prácticas de Producción: Planificación, Organización, Buen Orden, Discipina, Control y Seguimiento.

3.- Implementar el sistema: “Todo Adentro. Todo Afuera”

4.- BIOSEGURIDAD vista como una inversión y no como un gasto.

5.- Un gramo de excremento procedente de un pollo o de una gallina infectada, contiene millones de partículas de virus de Influenza Aviar. Evitar el movimiento de pollinaza y de gallinaza y su comercialización.

 

Se pueden consultar más de sus recomendaciones en su artículo.

 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos