Bioseguridad en el manejo del alimento en granja cunícola

Publicado el 05/13 | por Josep Gifra | Bioseguridad
El pienso es uno de los puntos críticos que menos atención se le presta, pero debe considerarse como lo que es, comida.

En la búsqueda de la máxima rentabilidad de nuestras explotaciones ganaderas debemos incidir en el conocimiento y control de todos los puntos críticos englobando en ellos las medidas de bioseguridad.
El pienso es uno de los puntos críticos que menos atención se le presta, pero debe considerarse como lo que es, comida.

El pienso debe considerarse como lo que es, comida. Con ello deberíamos seguir criterios más similares a la de una cocina que la que se tiene en el reparto de cemento.

Empezaremos haciendo un repaso del circuito que sigue nuestro pienso desde que lo pedimos hasta que se distribuye en las tolvas.

En primer lugar, EL PEDIDO. Debe quedar constancia escrita de este acto. Hace años, se utilizaban los faxes. Ahora, SMS y e-mail. Debemos conocer la persona de contacto con la fábrica de pienso. Anotaremos: la fecha de pedido, la empresa de piensos, el nombre de la granja, la fecha de recibimiento esperada, la cantidad de pienso especificado para cada silo y el número de silo (evidentemente, debemos tener claramente identificados los silos con su número bien visible). Con esta constancia, evitaremos errores no menos frecuentes y muy importantes en la distribución del pienso. A la llegada del camión, tanto sea a granel o en sacos, debemos comprobar los albaranes y etiquetas antes de la descarga para asegurar que sea todo correcto.

El PIENSO (mejor dicho, alimento). El pienso en sí mismo, es un factor de riesgo. Podría llegar a estar en mal estado o contaminado. Por eso, debemos trabajar con empresas que nos dan garantías de calidad en la fabricación y que garanticen y sigan un código de buenas prácticas. En la elaboración de pienso únicamente se deben emplear aditivos y materias primas autorizadas por la normativa vigente, debiendo conservarse la oportuna documentación (etiqueta y albarán), que permita su trazabilidad a lo largo de la cadena productiva. Debemos guardar una pequeña muestra de pienso anotando la fecha, el fabricante, el tipo de pienso, el número de silo y el lote de animales que lo ha tomado…

Seguir lleyendo en el PDF (usuarios registrados – el registro el totalmente gratuito)

Para leer el artículo completo, haz click aquí

http://avicultura.info/bioseguridad-en-el-manejo-del-alimento/

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos