DDGS , co-productos del etanol en dietas de vacuno lechero

Publicado el 03/14 | por Anna Fernández Oller | Nutrición, Vacuno

La conyuntura económica actual comporta unos costes de alimentación muy elevados que pueden llegar a suponer, en vacuno lechero, hasta un 50 y un 65% del coste total de producción. Esta situación lleva a una incansable búsqueda de materias primas alternativas para intentar reducir estos costes aunque siempre debe llevarse a cabo sin provocar un detrimento en la producción, salud  y reproducción del rebaño.

El crecimiento de la industria del etanol ha generado co-productos que se encuentran disponibles como alimento para el ganado.

Estos co-productos se agregan a menudo a las dietas como fuentes de proteína y energía. La proteína suministrada puede degradarse en el rumen en grado variable, dependiendo del co-producto, mientras que la energía es suministrada por la grasa y la fibra fermentable y la concentración mineral en estos co-productos puede también ser variable.

De este modo, esta variabilidad en la calidad de los co-productos del etanol hace que sea necesario definirlos muy bien desde el punto de vista nutricional para determinar su uso en las dietas del ganado. Su valor energético y proteico resulta muy atractivo pero existen otros aspectos como su contenido en minerales que hacen que sea necesario un análisis nutricional detallado para que su adición sea eficaz, rentable y segura.

Los granos secos de destilería con solubles (DDGS) son un co-producto de la industria del etanol de molienda seca , que consiste en el grano entero sin el almidón, el cual se retira durante el proceso de fermentación, y que tiene lugar durante la obtención del etanol. En la mayoría de las fábricas de etanol sólo se elimina el almidón, por lo que los DDGS son el co-producto predominante de esta industria.

El maíz se usa como único cereal en un 95,4 % de las refinerías de etanol de Estados Unidos, pero en la Unión Europea solo representa un 34,6% y en Canadá, un 57,4 %, lo que significa que estas plantas utilizan también como sustrato otros cereales como el trigo, el triticale, la cebada y el sorgo.

animal_feed_font_b_ddgs_b_font.jpg_120x120

Tabla 1. Composición en AA de DDGS de diversos tipos de cereales(*)

Según el NRC (2001), los DDGS producidos por plantas de etanol de molienda seca por lo general contienen más proteína y energía que los valores de referencia anteriores (NRC 1989), situando la PB para vacuno lechero en valores medios de 30% (valores posibles de entre  27 y 34%) . Además, los granos de destilería con solubles son también una buena fuente de proteína no-degradable en el rumen (entre 47% al 57% de la PB total). De este modo, es importante tener en cuenta no sólo su contenido en proteína, sino la degradabilidad ruminal y la digestibilidad intestinal de dicha proteína.

 Tabla 2. Degradibilidadd in situ de DDGS de diversos tipos de cereales(*)

Por otro lado, el contenido de grasa es un factor importante a tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de incorporar los granos de destilería en las dietas. Y , como los DDGS también contienen una cantidad de ácidos grasos a valorar, en los últimos años ha crecido el interés por extraer esa porción del aceite de los DDGS para así obtener otros co-productos con más valor añadido y que reportan más beneficios para las plantas transformadoras, obteniendo , en este proceso, DDGS con un bajo contenido graso para su uso en vacuno lechero (<10%)

Aunque hay diferentes tecnologías en el mercado, la mayoría de estos métodos se basan en técnicas de separación física, usando diferentes decantadores y centrífugas. Estas técnicas no afectan las características de los DDGS, y son capaces de extraer entre 30 y 70% del aceite que contiene el co-producto (Rosentrater y col. 2011). Este proceso hace que, cuando parte del aceite es extraído, el resto de los nutrientes de los DDGS se encuentren concentrados proporcionalmente a esta extracción , aunque existe una excepción evidente, la energía, la cual se diluye proporcionalmente a la extracción de grasa.

Aunque existen datos muy variables al respecto del contenido en grasa de los DDGS ( lectura recomendada : Composition of fat in Distillers Grains) , los DDGS utilizados habitualmente en vacuno lechero tienen un contenido energético de un 10-12% de grasa, pudiendo ser incluidos en la ración hasta un 30% de la ingesta de MS sin afectar negativamente a la producción de leche o contenido en grasa (Schingoethe et al., 2009), pero aunque numerosos pruebas experimentales lo corroboran, la mayoría de nutrólogos rehúsan incluir más de un 10-20% de la ingesta de MS, para evitar una posible depresión en el contenido de la grasa de la leche.

Uso de DDGS con bajo contenido graso en vacuno lechero

Un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Dakota del Sur evaluaron la producción de leche y la utilización de aminoácidos en vacas Holstein ( 22 multíparas y 19 primíparas) alimentadas con crecientes cantidades de RF-DDGS ( reduced-fat-distillers grains . Se formularon cuatro dietas que contenían 0,10,20 y 30% de RF-DDGS (en base de MS) en sustitución de harina de soja y la prueba tuvo una duración de 8 semanas.

Los resultados demostraron que no hubo efecto al aumentar los niveles de RF-DDGS en la ingesta de materia seca, proteína cruda, o la producción de leche. La eficiencia de la producción de leche (que se define como la energía de la leche corregida dividida por el consumo de materia seca) tendieron a aumentar linealmente con el aumento de los niveles de RF-DDGS en la dieta, pero la eficiencia de utilización de nitrógeno no se vio afectada. El porcentaje de grasa de la leche aumentó, y la producción de leche de grasa tiende a aumentar linealmente con mayores niveles de RF-DDGS, mientras que el porcentaje de proteína de leche respondió en forma cuadrática (2,99, 3,06, 3,13 y 2,99%, respectivamente, para las dietas que contenían 0 a 30% de RF-DDGS), y el rendimiento de proteína no fue afectada. El porcentaje total de sólidos de la leche aumentó, y la producción de sólidos totales tiende a aumentar linealmente a medida que la tasa de inclusión en la dieta de RF-DDGS aumenta.

En conclusión, estos investigadores determinaron que la adición de hasta un 30% de RF-DDGS (base seca) en dietas de vacas Holstein a la mitad de la lactancia no afectó la producción de leche o el consumo de materia seca, y aumentó la producción de leche y el nivel de grasa de la misma. ( Lactation performance and amino acid utilization of cows fed increasing amounts of reduced-fat dried distillers grains with solubles , Mjoun y col., 2010). Aunque , otros autores, marcan el límite máximo de inclusión recomendado de DDGS es 5.3 kg día (20% de MS, Schingoethe y col., 2009).

Si bien parece muy factible la utilización de RF-DDGS, debemos ,en último término, valorar el efecto económico de la sustitución porque, aunque la sustitución de DDGS convencionales por RF-DDGS debería suponer una disminución en el precio de los DDGS, si esta disminución en el precio no se produce, esto significa un sobrecoste por vaca y día innecesario.

El principal argumento de venta de las plantas de etanol que están comercializando estos tipos de co-productos es que disminuye el riego de provocar acidosis y depresión de la grasa láctea. Estos problemas asociados con DDGS convencionales (con niveles de grasa de aproximadamente un 10% de grasa) pueden ser prevenidos cuando la dieta contiene suficiente cantidad de forraje y FND forrajera, sin tener que prescindir de parte de la energía que contienen los DDGS. Tal y como, exponen en  sus comunicaciones,  autores como Álvaro García.

(*) Tablas extraidas del capítulo 7 (pág. 123-124) “Feeding biofuel co-products to dairy cattle” de la publicación de la FAO “Bio-fuel co-product as livestock feed” (2012).

 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos