Inclusión de DDGS de maíz en dietas de cerdas . Efectos sobre su rendimiento y el de sus lechones

Publicado el 11/13 | por Anna Fernández Oller | Nutrición, Nutrición, Porcino

Los DDGS son subproductos de la industria del bioetanol y se han convertido  en un ingrediente valioso  que puede remplazar el maíz, la harina de soja y el fosfato inorgánico en las dietas de los cerdos, dado que concentran entre 2,5 y 3 veces el contenido en fibra bruta, proteína bruta, grasa bruta y cenizas del maíz.

En este estudio, los objetivos fueron determinar los efectos de los DDGS,  durante la último periodo de gestación y el período de lactación, sobre el rendimiento de las cerdas y los lechones, sus efectos sobre el calostro y la composición de la leche, dado que estos últimos son unos de los factores más importantes para el crecimiento de los lechones, tanto durante la lactación como posteriormente al destete.

El diseño experimental se realizó con 36 cerdas (Yorkshire) de segundo y tercer parto (2.43 partos / año) , y fueron alojadas distribuidas tres grupos. Las dietas contenían 0 (control), 200 o 400 g de DDGS/Kg y fueron administradas durante los últimos 20 días de gestación y a lo largo del período de lactación (21 días). Las dietas experimentales contenían 12,9MJ de energía metabolizable /Kg  y 9,7g de lisina/Kg. Las muestras de calostro y leche fueron obtenidas a día 0 (parto) y a los 21 días (destete).

No se observaron diferencias (P>0,05) en la duración de la gestación, intervalo destete-cubrición, consumo medio diario, las perdidas de grasa dorsal y peso vivo durante la lactación. Tampoco se observaron diferencias (P>0,05) en las dietas con DDGS en el número total de nacidos por camada, nacidos vivos, promedio de peso al nacimiento, lechones por camada al destete o ganancia media diaria de los lechones durante la lactación. Además, no se observaron diferencias significativas (P>0,05) en los sólidos totales, proteínas, grasa y lactosa entre las cerdas alimentadas con DDGS comparadas con las cerdas alimentadas con la dieta control. Por otro lado, la composición en sólidos totales y proteína, del calostro y de la leche, fueron mayores en el parto (día 0) que en el día del destete (día 21) (P<0,001). No obstante, la grasa y la lactosa contenidas en el calostro y en la leche de las cerdas incrementó (P<0,001) desde el día 0 (parto) hasta el día 21 (destete).

En conclusión, los resultados sugieren que 400 g DDGS/Kg (87 g lisina/Kg) suplementados con 5,2 g lisina/Kg incluidos en las dietas de cerdas en gestación tardía y lactación es suficiente para remplazar la harina de soja sin afectar significativamente al rendimiento de las cerdas y de sus lechones ni a la composición del calostro, de manera significativa.

Artículo publicado en Animal Feed Science and Technology, Volum 179, Issue 1, Pages 149-153, 31 January 2013.

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos