Enfermedades emergentes en avicultura

Publicado el 12/15 | por F.X. Mora | HUEVOS

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Share on FacebookPrint this pageEmail to someone

Las enfermedades emergentes son uno de los problemas sanitarios de origen infeccioso que de forma recurrente aparecen en las producciones ganaderas, creando una marejada que sacude el sector y que a menudo al final se queda en eso, pero en ocasiones surgen con gran fuerza pasando a ser una de las patologías indiscutibles durante un periodo de tiempo.

Las enfermedades emergentes son enfermedades infecciosas que surgen en un momento dado en un lugar concreto y que se convierten, o conllevan el riesgo de convertirse, en una epidemia. Son enfermedades producidas por agentes etiológicos conocidos, pero que recientemente han adquirido este carácter epidémico y pueden ser tanto virus como bacterias, hongos o parásitos.

 Este grupo de enfermedades infecciosas son las culpables en buena medida de las restricciones que las diferentes legislaciones imponen para el tráfico de animales y/o productos cárnicos entre países, ya sean con razón o, como suele ocurrir a menudo, por motivos políticos o comerciales.

Estas enfermedades de origen infeccioso suelen reflejar un contacto reciente entre la especie animal y cepas con potencial patógeno que anteriormente no se había producido o no en las condiciones necesarias para el desarrollo del proceso.

Hay una serie de factores que están involucrados en la aparición y diseminación de las enfermedades emergentes:

  •  Ambientales: De gran importancia, sobre todo en la aparición de las enfermedades emergentes debido al impacto humano en el medio natural que destruye los hábitats y pone en contacto en ellos a los patógenos y sus vectores con los animales de producción, creando un nuevo nicho para el patógeno.
  •  Cambio climático: Sí, también aquí se debe hablar de ello, pues los cambios que comporta en los ecosistemas naturales favorece la propagación de enfermedades mediante la propagación y ampliación del área geográfica de sus vectores, sobre todo mosquitos.
  •  Demografia: El aumento del número de granjas y cantidad de animales dentro de las explotaciones conlleva un aumento exponencial de contactos entre animales y una mayor capacidad de aparición de reservorios o animales con mayor sensibilidad a una enfermedad determinada que puedan propagar la enfermedad en un momento dado.
  •  Movilidad: Actualmente la movilidad es muy elevada pudiendo un animal portador desplazarse, ya sea hacia sacrificio o otra explotación, fácilmente cientos de kilómetros. Es precisamente este transporte hacia sacrificio una de las vías de contagio uno de los riesgos más elevados en su difusión. Asimismo la entrada de animales de alto valor genético y portadores asintomáticos de estas enfermedades en granjas de multiplicación o de reproductoras son causa de la difusión de ellas con una gran importancia y multiplicación del proceso.

Una enfermedad emergente suele aparecer cuando:

  • Aparece una nueva cepa a partir de una cepa existente conocida que supera las barreras sanitarias que se empleaban contra la anterior.
  • Cuando el agente etiológico se expande a nuevas zonas donde previamente no existía, ya sea por transporte de animales portadores, difusión de vectores o migraciones de animales silvestres.
  • Cuando el agente etiológico salta de especie adaptándose a un nuevo huésped.

 

 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos