Embutidos probióticos gracias a bacterias de recien nacidos

Publicado el 02/14 | por Anna Fernández Oller | Porcino

Investigadores del IRTA, del Departamento de Agricultura de la Generalitat de Catalunya, en el marco del proyecto INIA (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria) , “Productos cárnicos fermentado-curados funcionales y seguros. Nueva vía de ingestión de probióticos”, dirigido por la Dra. Margarita Garriga, ha conseguido aislar varias cepas de bacterias del ácido láctico potencialmente probióticas a partir de heces de neonatos sanos.

Después de purificarlas y cultivarlas en medio de cultivo de laboratorio se han evaluado sus propiedades funcionales, capacidad de supervivencia al paso por el tracto gastrointestinal y actividad antagonista frente a patógenos, así como su capacidad tecnológica para conseguir una correcta fermentación en embutidos fermentado-curados tipo fuet.

De entre todas las cepas investigadas se seleccionó Lactobacillus rhamnosus CTC1679, que utilizado como cultivo iniciador, ha permitido obtener un fuet potencialmente probiótico reducido en sal y grasa, con unas características sensoriales similares a las del producto tradicional.

La ingesta diaria recomendada de probióticos se alcanzaría con el consumo de 10 g del producto desarrollado, una cantidad totalmente compatible con una dieta saludable y equilibrada.

Para el sector cárnico, el embutido desarrollado por el IRTA mediante la inclusión de bacterias probióticas seguras, representa un paso adelante en la innovación en el campo de los productos crudo-curados.

El valor añadido de estos novedosos productos permitiría a aquellas personas que no consumen productos lácticos (la vía de ingestión de probióticos más extendida actualmente) poder incluir estas beneficiosas bacterias en su dieta.

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos