Las ventas minoristas del Reino Unido no salen perjudicadas por el Brexit

Publicado el 09/16 | por Marisa Montes Moreno | Legislación

Las ventas minoristas en Reino Unido subieron con fuerza y de manera inesperado en el mes de julio, impulsadas por el buen tiempo y por la caída de la libra, lo que animó las compras por parte de los turistas.

Parece que la economía británica no se resiente por el momento del Brexit, como también mostraron esta semana los datos de paro, en mínimos de más de una década.

En concreto, el volumen de ventas minoristas creció un 1,4% el mes pasado tras registrar una caída del 0,9% en junio, según los datos publicados por Oficina Nacional de Estadística (ONS). El dato es mucho mejor de lo previsto por los analistas, que era un avance de apenas el 0,1%. Descontando carburantes, el dato avanzó un 1,5%.

La ONS avanzó que la tasa de paro de Reino Unido correspondiente al periodo comprendido entre los meses de abril y junio se situó en el 4,9%, la más baja desde septiembre de 2005, mientras que el empleo alcanzaba el 74,5%, su nivel más alto desde que comenzaron los registros en 1971.

Estos datos sugieren que la economía británica ha arrancado el tercer trimestre con fuerza a pesar del proceso de salida de la UE y de que el Banco de Inglaterra rebajara sus previsiones y se viera forzado a actuar, rebajando tipos este mes por primera vez desde el año 2009.

«La relativa fortaleza del gasto no es tan sorprendente dado que los fundamentales como los bajos tipos, la inflación y el mercado laboral siguen apoyándolo», explica Ruth Gregory, economista de Capital Economics. «Pero hay que ser precavidos y no hacer demasiadas lecturas de la subida», ya que estos datos pueden ser volátiles. «El buen tiempo este año puede ser un factor importante», defiende Joe Grice, asesor económico jefe de la ONS. «Hay pruebas anecdóticas de los encuestados sugiriendo que la debilidad de la libra ha animado a gastar a los visitantes extranjeros».

A pesar de los datos positivos, algunos economistas creen que los efectos del Brexit se acabarán sintiendo tarde o temprano.

Por otra parte, esta semana se ha producido una última novedad al respecto: más de cuatro millones de personas firmaron una petición que solicitaba al Ejecutivo implementar una norma para convocar otro plebiscito. Este lunes los diputados debatirán la propuesta.

 

Fuentes: El Economista/El Confidencial

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos