La Nebulización en avicultura: el 6×1

Publicado el 06/15 | por agrinews | Equipos

Sí, la nebulización en avicultura es un sistema enfriamiento que proporciona unos resultados muy positivos para el control ambiental en verano por sus excelentes resultados en enfriamiento de  la nave, pero además y por la misma inversión obtenemos:

  1. Control ambiental: Enfriamiento.
  2. Sistema de desinfección automático.
  3. Sistema de desinsectación automático
  4. Control de emisión de olores
  5. Mantiene niveles de polvo bajo en la nave
  6. Es fácil de instalar, rápido y económico.

Ante todas estas posibilidades de utilización tenemos que estudiar a fondo cómo debe ser la instalación y sobretodo los complementos necesarios para poder aprovechar al máximo el sistema instalado.

De los diferentes sistemas de refrigeración que podemos optar para nuestra nave, la nebulización es uno de ellos y no se puede a priori descartar, y más teniéndose en cuenta que incluso naves con coolings pueden ser compatibles con este sistema por su amplia utilidad en la nave.

Es en las naves ya construidas donde este sistema se muestra en su total versatilidad y permite con costes contenidos mejorar significativamente el control ambiental y simplificar el manejo por su gran flexibilidad y capacidad de adaptación a la nave.

El sistema en sí es muy sencillo, pues simplificando poco, consta de tubería, boquillas y grupo de presión. A continuación es donde el equipamiento del sistema puede permitir esta versatilidad que comentamos, añadiendo depósitos o dosificadores que permiten añadir al agua que vamos a nebulizar los diferentes productos que queremos aplicar.

Conectar el sistema al ordenador de control ambiental o, en su defecto, a una sonda de temperatura permite fijar la actuación del sistema de forma automática cuando la temperatura sube por encima de lo esperado, mientras que un reloj o una conexión manual darán cuenta de las diferentes alternativas de uso que le queramos dar.

Hay que evitar que los equipamientos d sistema se instalen en un lugar poco accesible y poco claros. Todo debe estar bien identificado y de fácil acceso, pues de lo contrario no se utilizará debidamente ni este funcionará correctamente. Depósitos pequeños, botones o distribución poco claros después se pagan en errores importantes cuando se necesita que funcione bien.

El tamaño de la gota que generaremos tiene una importancia relativa, pero hay que tenerla en cuenta, ya que cuanta más pequeña sea mayor será su eficacia refrescante, y si nuestro interés primario es controlar las temperaturas en verano debemos tenerlo en cuenta.

La presencia de unos filtros a la entrada del agua en el sistema de nebulización nos permitirá trabajar con menor tamaño de gota ya que evitaremos que esta llegue a obturar las boquillas, uno de los principales inconvenientes del sistema.

El repaso a conciencia se debe realizar entre una entrada y otra de lote de animales o cada mes en naves que no se vacían de animales, comprobando su correcto funcionamiento, pues de lo contrario el goteo puede crear zonas húmedas en la cama con los consecuentes problemas de manejo que genera.

 

 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos