Bienestar en avicultura

Publicado el 01/15 | por agrinews | POLLOS

La normativa de bienestar en avicultura es muy conocida por el sector de carne o broiler y puesta, sectores mayoritarios dentro del amplísimo grupo que conforma la producción avícola.

La legislación que nos afecta está muy bien definida en el caso de puesta y pollos para carne, siendo el resto de producciones avícolas huérfanas en este sentido y solo tienen la aplicación de la normativa general que es bastante generalista.

Para paliar esta situación hay publicadas una serie de recomendaciones, que son simplemente esto, recomendaciones, que sin embargo nos indican, aunque de forma superficial y en ningún caso son obligatorias, la tendencia que será visible en la legislación. Por tanto es conveniente y recomendable prestar atención y acondicionar nuestra instalación para que cumplan estos requisitos, muchos de ellos si no la mayoría de los requisitos ya se cumplen adecuadamente en casi todas las instalaciones pues son normas absolutamente básicas y imprescindibles para obtener unos resultados técnicos adecuados.

Estas normativas son siempre de mínimos, teniendo por tanto amplias posibilidades de mejora en ella que repercutirá siempre de forma positiva en los animales. El bienestar en los animales de granja es un tópico que depende siempre del criterio personal de cada uno.

La legislación es siempre una base de requisitos por donde empezar, pero la actitud que uno adopte en su día a día es muy importante para entender el significado real.

No hay por que ser una acérrimo defensor de los derechos de los animales para saber que si un animal está en perfectas condiciones su rendimiento será óptimo y nosotros estaremos más cómodos. Es evidente que criamos animales para ganarnos la vida, pero es más rentable hacerlo cuando estos están en buenas condiciones que no si hay un maltrato físico o psicológico en los animales. Éste es el principio económico básico pero, a pesar de la imagen que la prensa comunica en ocasiones, el cuidador de animales no es un sádico que descarga sus frustraciones en los indefensos animales, sino que es un profesional que está lidiando continuamente con los animales y que intenta hacer las cosas lo mejor posible.

Si los animales están bien, sanos y vigorosos, moviéndose y interactuando de forma habitual el ganadero está más satisfecho con sus animales que si los ve enfermos, peleándose, apáticos o estresados. Por ello el Bienestar es un concepto que necesita reunir no sólo las características etológicas de los animales sino también combinarlas con el estado sanitario y el alojamiento.

Una instalación fría, húmeda, desagradable para los animales también lo será para el cuidador, y esto es el concepto de trabajo que hemos de tener claro. No sólo cumplir los requisitos legales sino también ver las necesidades de los  animales en nuestra explotación para que estos se encuentren en un mejor ambiente que repercutirá también en nosotros al ver los animales.

  “El Bienestar es un concepto que necesita reunir no sólo las características etológicas de los animales sino también combinarlas con el estado sanitario y el alojamiento”

Junto con la evolución del consumidor que cada vez será más exigente y no siempre con un conocimiento adecuado, nos obliga a tener en consideración las posibles mejoras de bienestar en la misma línea que una mejora en alimentación, instalación o sanitaria.

La legislación actual que regula las normas mínimas de bienestar es la siguiente:

  • Normativa sobre el bienestar de los animales de granja:  REAL DECRETO 348/2000  y REAL DECRETO 441/2001 que lo modifica y la Decisión 2006/778/CE que establece los requisitos mínimos de recogida de información.
  • Gallinas ponedoras. Las gallinas ponedoras tienen en el RD 3/2002 las normas mínimas de protección del bienestar.
  • Pollos broiler. El RD 692/2010 recoge las normas mínimas de protección en los pollos destinados a la producción de carne.
  • Transporte de animales: Reglamento (CE) 1/2005, RD 751/2006 y RD 1614/2008 son la normativa básica relativa a la protección de los animales durante el transporte  aplicable a los animales de producción.

 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos