Influencia de la estacionalidad sobre los parámetros seminales

Publicado el 05/16 | por agrinews | CONEJOS
CONEJOS DE LA ESTIRPE VALENCIANA LÍNEA R

Por Vania Domingues y col.

Centro de Inseminación Artificial- Zapiños

El objetivo del presente trabajo fue estudiar la influencia que la estacionalidad tiene sobre los parámetros seminales de aspecto, volumen, motilidad y concentración espermática de los eyaculados de conejos reproductores de aptitud cárnica de la estirpe Valenciana (Línea R).

La producción de espermatozoides experimenta en el conejo, al igual que en otras especies de animales domésticos, variaciones a lo largo del año, debidas principalmente al efecto de la temperatura y del fotoperiodo.

En nuestras latitudes, la primavera es la estación más propicia para la capacidad reproductiva de los machos, descendiendo esta notablemente a principios del otoño. Esto se debe principalmente a la diferencia de horas de luz -fotoperiodo- existente entre las dos épocas, que afecta de forma decisiva a la liberación de GnRH, observándose los menores valores de secreción justo tras el solsticio de invierno, para elevarse claramente tras el solsticio de verano.

Durante el verano se aprecian reducciones en la calidad seminal, por el incremento de las temperaturas en esta época del año.

Se considera ideal mantener en las salas de los machos una temperatura estable, de aproximadamente 20º C, a lo largo del año

Fotoperiodo Ideal

De acuerdo con varios estudios realizados, es difícil indicar un fotoperiodo ideal para una mejor producción de semen.

Aquellos fotoperiodos que aumentan la producción y calidad espermática (16 horas de luz/día) disminuyen la libido con respecto a machos sometidos a 8 horas luz/día, considerándose correcto un intervalo de entre 10 y 12 horas luz/día.

El efecto de la estacionalidad, que puede apreciarse con más claridad en el conejo silvestre, al no existir injerencia humana, puede minimizarse en el conejo doméstico. Es por ello que el control de esos dos parámetros -temperatura y fotoperiodo- resulta de suma importancia para la optimización de su capacidad reproductiva. Se puede afirmar que las altas temperaturas disminuyen la fertilidad.

Efectos temperatura elevada sobre la capacidad reproductiva de los animales

  • Modificación de la libido
  • Alteración del volumen del semen
  • Alteración de la concentración de espermatozoides
  • Aumento de las morfoanomalías
  • Descenso de la ingesta de alimento

Procedencia del análisis

El actual estudio se realizó en el Centro de Inseminación Artificial (IA) Zapiños, localizado en el municipio de Abegondo (A Coruña, España) y destinado a la producción de dosis seminales de la estirpe Valenciana.

porcentaje-semenFigura 1. Porcentaje de extracción de eyaculados durante los 7 años de estudio

El citado Centro de IA tiene informatizadas las fichas individuales de vida sanitaria y reproductiva de cada uno de los machos. Todas las extracciones realizadas a un macho se guardan en su ficha, pudiéndose comprobar fácilmente su evolución y rendimiento.

En el periodo comprendido entre el 2 de enero de 2007 y el 31 de octubre de 2013, se analizaron un total de 188128 eyaculados de 1972 machos de conejos de la línea R de la estirpe Valenciana con una edad comprendida entre los 4 y los 38 meses.

Al agrupar los eyaculados obtenidos durante los siete años de estudio en función de la estación del año, se observó que 47260 eyaculados (25,1%) se extrajeron en primavera; 48880 (26,0%) en verano; 45948 (24,4%) en otoño; y, 46040 (24,5%) en invierno.

Proceso de obtención

  1. semenPara la obtención del semen, se utilizó el método de vagina artificial a 55ºC, que aporta una temperatura y presión adecuadas para favorecer la eyaculación del macho.
  2. En el fondo de la vagina se introduce un tubo recolector, donde se deposita el eyaculado. Inicialmente, se llevó a cabo una excitación de los machos y, posteriormente, se obtuvo el semen con ayuda de un maniquí.
  3. En el momento de la extracción, se observó la ausencia o presencia de gel, procediéndose a su retirada.
  4. Los eyaculados obtenidos son llevados al laboratorio donde se realizó una primera valoración macroscópica, observando el aspecto y midiendo el volumen de los eyaculados que presentaron un aspecto normal.
  5. Entonces, los eyaculados se diluyeron a la proporción 1:5 con el diluyente correspondiente y, a continuación, se realizó una valoración microscópica. Así, se colocó una gota de semen diluido entre portaobjetos y cubreobjetos y se observó al microscopio bajo contraste de fases a 200 aumentos.

aspecto

Aspecto

Existe un porcentaje significativamente superior de eyaculados con pasta en primavera, en comparación con las otras estaciones

La elevación de la temperatura en este periodo pudo incrementar la actividad microbiológica, favoreciendo la aparición de ciertas patologías durante esta estación.

Concentración espermática

Se cuantificó la concentración espermática como: Apta (baja, normal, alta o muy alta) y no apta (muy baja o nula)

La motilidad espermática, como: Apta (>60%) y no apta (<60%)

concentracion

Libido

El comportamiento de la libido fue significativamente menor en verano (0,7%) y primavera (0,6%), comparado con las estaciones de otoño e invierno (ambos con 0,4%). Puede ser debido a la existencia de temperaturas más elevadas que disminuyen el comportamiento de la libido (García-Tomás et al., 2008, Lavara, 2009, Marai et al., 2002) ocasionando también menores pérdidas de orina y, por lo tanto, la obtención de un menor porcentaje de eyaculados con orina y amarillos (Ferrian, 2007).

Volumen

En invierno, se verificaron unos valores de volumen medio y concentración espermática significativamente más altos que en otras estaciones. Esto puede justificarse por la mayor eficacia del sistema de control ambiental (fotoperiodo y temperatura) a lo largo de esta estación. En verano, también se obtuvo de forma significativa un mayor volumen medio, posiblemente debido a un aumento en la producción de plasma seminal, como consecuencia del incremento del fotoperiodo (Roca et al., 2005).

volumen

Motilidad espermática

En otoño, se detectaron unos valores de motilidad espermática significativamente mayores con respecto a las otras estaciones, así como un menor porcentaje de eyaculados eliminados (motilidad <60%). Este hecho puede atribuirse al efecto positivo provocado por la mayor duración del fotoperiodo en verano, el cual se observa en otoño, dado que la espermatogénesis presenta una duración de 42 días. También, el menor estrés térmico experimentado por los animales durante esta estación podría explicar la mejora en este parámetro seminal.

mortalidad-espermatica

aglutinaciones

Aglutinaciones y suciedad

En primavera, se obtuvo un mayor porcentaje de eyaculados que presentan aglutinaciones y suciedad, ocasionada quizás por los valores más elevados de temperatura y humedad que se registran en esta estación y que provocan la aparición de fenómenos de condensación y, a su vez, una mayor suciedad en los animales y en las instalaciones (Marai et al., 2002).

Formas anormales

En primavera, se verificó la existencia de un menor porcentaje de eyaculados que presentaban formas anormales, debido posiblemente al aumento del fotoperiodo y a la ausencia de estrés térmico por el mejor control ambiental durante las estaciones frías, en contraste con el otoño, cuando se comprueba un mayor porcentaje de eyaculados que presentan formas anormales. Las altas temperaturas registradas en verano influyen negativamente sobre la espermatogénesis, afectando a los eyaculados extraídos en otoño (Lavara, 2009; Vicente, 2000).

formas-anormales

Un buen control ambiental conducirá a una mayor productividad de las explotaciones

Aptitud

Se comprobó una menor aptitud en los eyaculados extraídos en primavera y verano, con respecto a los obtenidos en otoño e invierno, lo que se puede atribuir al efecto negativo de la elevación de la temperatura

aptitud

Conclusión

A pesar de que el centro de inseminación está situado en una zona de clima de influencia atlántica (con un ritmo constante en cuanto a precipitaciones, humedad, insolación y una pequeña amplitud térmica), de que se trata de una explotación de ambiente controlado, en el presente estudio realizado a lo largo de 7 años, se comprobó la influencia que la estación del año tiene en casi todos los parámetros seminales analizados.

Así, es fundamental un buen control ambiental de las explotaciones, lo que redundará en una mayor productividad de las mismas.

Es de destacar el efecto de las altas temperaturas sobre la espermatogénesis, afectando también de forma negativa al comportamiento de libido de los animales.

Sin embargo, el incremento del fotoperiodo influye positivamente sobre el volumen y la motilidad espermática del eyaculado.

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos