¿Cómo diagnosticar la mixomatosis?

Publicado el 02/15 | por agrinews | CONEJOS

La mixomatosis es una enfermedad de orígen vírico que como ya es harto conocido afecta exclusivamente al conejo europeo, corre entre nosotros (península ibérica) desde 1954.

Su origen en Europa es muy claro, pues se conoce hasta el nombre y apellidos del monstruo: Paul Felix Armand Delille, médico y profesor universitario francés que para proteger sus viñedos y huerto (una vez retirado, que para el caso se pudiera haber quedado en casa- en 1952 inoculó el virus en conejos que luego liberó.

Para más INRI, los franceses encima, en lugar de decapitarlo como se hacía en la república francesa, se convirtió en un héroe llegando a recibir medallas del gobierno francés en un claro ejemplo de la visión que tienen los políticos desde tiempos inmemoriables de las previsiones de futuro.

Desde entonces y debido básicamente a que el señor escogió una cepa intensamente virulenta a propósito, el virus ha dominado y manipulado las poblaciones de conejos silvestres a su antojo. En las cepas originarias del virus en sudámerica el proceso se circunscribe a una serie de tumores cutáneos que presenta una menor virulencia.

En las cepas europeas y australianas la virulencia es muy superior acabando en brotes silvestres con el 90% de los animales, índices parecidos al que podríamos tener en una instalación si no hacemos nada.

A pesar de los muchos años que se conoce la mixomatosis su diagnóstico sigue siendo en algunos casos confuso y pasan desapercibidos o se contabilizan como otras enfermedades.

Cuadro agudo

Es probablemente el cuadro más conocido desde siempre. La enfermedad cursa de forma muy rápida con una mortalidad muy elevada afectando principalmente animales adultos y despues jóvenes. Si la maternidad se encuentra vacunda evidentemente el grupo de riesgo pasan a ser los animales jóvenes que se encuentran en cebo. Los síntomas más evidentes son la inflamación de cabeza y orejas que daban aspecto de cabeza leonina al conejo.

Por su presentación y virulencia es difícil de confundir con otros procesos

Cuadro nodular clásico

Muy frecuente hace relativamente pocos años pero que actualmente no se encuentra tan asiduamente, siendo aun frecuente en granjas pequeñas y de autoabastecimiento. Se presenta sobretodo en épocas con gran cantidad de insectos donde forman parte importante de la transmisión de la enfermedad en las granjas, sobretodo en primavera y otoño, aunque es possible diagnosticarla durante todo el año.

Después de un primer nódulo que se forma en el punto de inoculación (un pequeño mixoma), el virus se multiplica y se disemina apareciendo formas nodulares (mixomas) por las orejas, nariz, parpados, genitales, etc.

Es una forma caracterizada por el dermotropismo en general, estacional y  la picadura de un insecto como vector principal.

Cuadro crónico respiratorio

Es una de las presentaciones más comunes que encontramos actualmente en las granjas y que conllevan un mayor porcentaje de diagnósticos equivocados. Es muy difícil generalmente de realizar un diagnóstico diferencial frente a procesos respiratorios por pasterela ya que habitualmente se encuentran implicadas en el proceso.

En realidad los síntomas clínicos son más característicos de un proceso respiratorio como son coriza (supuraciones purulentas en nariz) y conjuntivitis (párpados inflamados) junto con algunos mixomas en párpados y orejas.

La vía de entrada suele ser por contacto con animales enfermos y vía intranasal, por tanto no precisa  de vectores intermediarios para la diseminación de la enfermedad, aunque si son presentes también participan de la fiesta.

Cuadro «Bouton Rouge»

Cuadro conocido sobretodo en Francia en conejos de raza angora, aunque en ocasiones se visualiza en animales de otras razas. Presentan mixomas en la piel en forma de botones rojos que rápidamente derivan en un contenido hemorrágico en el vientre y el lomo principalmente.

 

 

 

 

 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos