Enterocolitis epizoótica del conejo

Publicado el 11/14 | por agrinews | CONEJOS

«El agente causante de la enteritis epizoótica del conejo sigue siendo muy esquivo, a pesar de los años que han pasado desde su aparición» 

¿Quién es el patógeno?

Hace tiempo que nos preguntamos ¿quién es el causante de la Enterocolitis Epizoótica del conejo? Quedan lejos los primeros casos que vivimos hacia el 1996-1997 de esta enfermedad. Su origen tiene lugar en Francia, en las zonas más industriales ganaderas de nuestro país vecino, y desde allí se extendió como una inmensa mancha de aceite por el resto del mundo.

En la bibliografía encontramos citas muy antiguas, alrededor de 100 años ya, que describían con detalle el proceso, pero siempre como procesos puntuales y sin la repercusión que ahora tiene la enfermedad.

«Se trata de un proceso insidioso y recurrente que puede permanecer latente en la explotación»

bacipremix-pintaluba

Artículo patrocinado por Andrés Pintaluba SA

Los primeros casos descritos provienen de Francia hacia el 1996, pero desde principios de los 90 ya técnicos franceses describían esta enfermedad como “Paresie cecal et Edème pulmonaire”, es decir, paro del ciego y edema pulmonar. Desde entonces se han publicado muchos trabajos sobre posibles orígenes de la enfermedad. En un principio se llegó a sospechar de las materias primeras del pienso.

La investigación del agente etiológico o causal ha pasado por muchas fases, llegando en numerosas ocasiones a percibir que “ya lo tenemos”, pero casi siempre han sido floreos que no han llegado más allá.

 

Las posibles causas: otro cantar…

Origen vírico. Descartado actualmente pero que tuvo mucho protagonismo en los primeros años.

Bacteriófago. Badiola identificó un Bacteriófago (es un virus de bacterias, concretamente de E. coli) con una especial agresividad no habitual en otros bacteriófagos, en el contenido intestinal de conejos. Actualmente está hipótesis no está muy aceptada, aunque se sigue opinando que algo participa en el proceso.

Nuevas bacterias. También se habló mucho de bacterias nuevas que se hubieran adaptado al digestivo del conejo, pero la falta de hallazgos relevantes está relegando esta hipótesis.

Mutación de bacterias. Actualmente se está hablando de bacterias con nuevas capacidades patogénicas, como ocurre con los agentes causales de las enterotoxemias.

Proceso multifactorial. Esta hipótesis es la más aceptada y explicaría las numerosas diferencias entre procesos de diferentes granjas. Posiblemente la asociación de bacterias tendría un agente principal y otros secundarios de los que podría depender la gravedad del caso. En ellos prevalece la hipótesis de un proceso similar a la enterotoxemia como enfermedad básica con otras bacterias, posiblemente gram- similares a E. coli o bacteroides como causantes de la parte secundaria del proceso.

pastel-medio2

Factores de riesgo de la Enterocolitis epizoótica del conejo

Una cosa si está clara, aunque nos lo parezca, la Enterocolitis epizoótica del conejo no aparece de la nada. Tiene que estar latente y seguramente inaparente en los animales, y por tanto el control de la enfermedad debe centrarse en NO facilitar la aparición del brote controlando las causas desencadenantes.

La enterocolitis epizoótica del conejo suelo ser latente o inaparente. 

Causas desencadenantes 

Temperatura. Con una temperatura estable con apenas variaciones se puede controlar la presencia de la Enterocolitis epizoótica del conejo. Los cambios bruscos de temperatura, como son los golpes de frío (menor de 7ºC) ya inducen por disminución de la motilidad del aparto digestivo, la multiplicación del proceso.

Humedad. La humedad relativa ambiental elevada es otro de los factores desencadenantes importantes del proceso.

Corrientes de aire. Las corrientes de aire crean una sensación de malestar en los animales que los predisponen a sufrir procesos digestivos, entre ellos la Enterocolitis epizoótica del conejo.

Hacinamiento. Las jaulas estándar de 40×100 cm han de ser ocupados por un máximo de 8 animales de cebo. Todo lo que sobrepase esta cifra favorece el aumento de la transmisión de enfermedades y produce un estrés conductual que desencadena en procesos digestivos, frecuentemente Enterocolitis epizoótica del conejo o enterotoxemias.

Temperatura del agua. No se suele tener en cuenta pero un agua -con Tº- inferior a 5ºC produce graves desordenes en la motilidad intestinal de los animales. Se recomienda que no sea inferior a los 7ºC en el punto de bebida de los animales.

Agua en mal estado. El agua si no se trata con biocidas como pueda ser cloro, es una de las vías de transmisión más efectivas dentro de la granja. depredadores. La presencia de depredadores produce nerviosismo en los animales provocando alteraciones digestivas e inmunitarias, facilitando el camino a la Enterocolitis epizootica del conejo.

Ingesta excesiva de pienso. Un aumento importante del consumo de pienso – animales muy voraces o situaciones ambientales (frío intenso) – sobrecarga el aparato digestivo, llegan más nutrientes al ciego facilitando el crecimiento de la flora patógena.

Administración de piensos inadecuados. La administración de pienso inadecuado al ciclo productivo del animal puede tener efecto de larga permanencia.

Restricciones excesivas. La restricción de pienso es una arma muy eficaz y económica para combatir el proceso. Aunque dejar a los animales más de un día sin comida o restricciones inferiores a los 50 gr/día alteran profundamente el aparto digestivo.

Medicaciones excesivas. El uso indiscriminado de antibióticos en pienso o agua puede favorecer el proceso por eliminación de competidores.

Mal estado sanitario de las reproductoras. Sin duda una de las principales causas. Un lote con destete irregular y presencia de numerosos gazapos borrosos se afecta de forma importante, además de responder muy mal a los tratamientos.

Ruidos. Volumen alto repercuten en el sistema inmunitario predisponiendo la aparición de problemas digestivos.

pastele-medio

Cómo reconocer la Enterocolitis Epizoótica del Conejo

Se mueren de “diarrea”. Es el término que generalmente oímos, pero la diarrea, o más concretamente los procesos digestivos, no son uno solo, sino que tenemos varios que afectan al conejo (entre ellos la Enterocolitis Epizoótica del Conejo) y los tratamientos no tienen nada en común entre ellos, sino que en ocasiones una medicación mal dirigida provoca un recrudecimiento del proceso entérico.

«Los procesos digestivos habitualmente están superpuestos y es necesario valorar la patología digestiva en su conjunto»

Así, ¿cómo diferenciarlos a simple vista?

Es frecuente encontrar procesos mixtos valorando la presencia de cada uno por separado, para identificar el agente primario de los secundarios. La revisión superficial de los síntomas pueden dirigir parcialmente el conocer la causa del proceso.

Hay que tener en cuenta que muchos síntomas pueden verse modificados por las medicaciones que se administran vía agua o pienso.

No es infrecuente que un proceso quede camuflado por otro y que en la necropsia se diagnostique un proceso diferente.

En los casos más evidentes y sin interferencias de otros procesos podemos apreciar a la inspección externa las enfermedades de la tabla 1 siguiente.

pastel-medio3

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos