Rentabilidad con naves de ambiente controlado

Publicado el 11/14 | por Osmayra Cabrera | Equipos

Nos desplazamos hasta una localidad de Huesca llamada Sesa para visitar la explotación que Isabel Cárdenas tiene con su marido. Tenían ya dos naves antiguas, pero este joven matrimonio quiso aumentar las dimensiones de la explotación construyendo un nuevo núcleo con  tres naves más. A principios de este año Agrogi le ha hecho entrega de la última  nave  bajo el proyecto “llave en mano”.

 

agroji_medioIsabel Cárdenas se dedica a la avicultura prácticamente desde que se casó con su marido Feliciano, aunque su implicación se ha visto aumentada en los últimos cinco años después de la construcción de las nuevas naves, las cuales fueron entregadas bajo un proyecto “llave en mano de AGROGI”.

Dentro del negocio familiar, Isabel nos cuenta que ella se encarga exclusivamente de la avicultura mientras que su marido también se ocupa de la agricultura. Ella humildemente se declara como “una gran ayuda para su marido” pero también nos dice que esto de la avicultura es una profesión que tiene que gustar y que en gran parte es vocacional.

“Te tienes que levantar todas las mañanas con ganas de ver a tus pollitos e ir aprendiendo cada día”

En este nuevo núcleo de la explotación familiar encontramos dos naves construidas hace cinco años de 120m x 15 con ventilación combitúnel y una nave de 100m x 20m con ventilación túnel. Estas tres naves han sido gestionadas por la empresa gerundense AGROGI.

Isabel y su marido comenzaron esta andadura hace 5 años con la construcción de dos naves, pero como le ha ido tan bien decidieron llevar a cabo la construcción de una nave más ampliando así las instalaciones. Además, para llevar a cabo este proyecto han vuelto a confiar en la misma empresa de instalaciones.

En esta nueva nave han realizado tres crianzas y se manifiesta bastante contenta con los resultados productivos obtenidos. Consideran que en tan pocos engordes no pueden establecer diferencias basadas exclusivamente en datos estadísticos -ya que aún no han tenido tiempo de eso-, pero que todo se va desarrollando de manera adecuada e incluso nos cuenta que este engorde que están realizando según sus estimaciones que será mejor que los anteriores.

“En la primera crianza el resultado ha sido espectacular, estamos muy contentos con la nueva nave”

agroji-medio-3Con una sonrisa constante y orgullosa nos comenta que incluso los visitadores de la integradora opinan del excelente ambiente que se nota en la nave nueva. Ella misma nos dice que este ambiente ideal lo ve reflejado en el estado general de los animales, en su rendimiento y en el estado de su cama.

A lo largo de este caluroso verano no han sufrido bajas por golpe de calor y cree que es debido al excelente aislamiento, al control ambiental llevado a cabo por el ordenador, a la ventilación tipo túnel elegida para esta nave y al cooling que ayuda notablemente en el mantenimiento del ambiente.

Han realizado cambios en relación a la ventilación de unas naves a otras. En las dos primeras naves la ventilación es combitúnel mientras que en esta última se han decidido por la ventilación túnel. Nos dice que han tomado esta decisión basándose en las dimensiones de la nueva nave y en las consideraciones técnicas de la empresa instaladora en la que declara tiene en gran estima y confianza.

La nueva nave ha sido construida con materiales de primera calidad, siendo las paredes tipo sándwich al igual que la cubierta. Además, se ha incorporado un falso techo con un aislamiento especial para granjas aumentando el poder del aislamiento. Según sus propias palabras “se nota la diferencia entre esta nueva nave y las otras. La nueva nave es mucho más fresca en verano y caliente en invierno”.

En esta nueva nave tiene un ordenador de control ambiental que ella considera más fácil que el que tiene en las naves antiguas, puesto que es táctil y más intuitivo.

Isabel nos cuenta orgullosa que la incorporación de tecnología ha sido muy importante en este nuevo proyecto, que ella ha notado una considerable evolución técnica en el desarrollo del proyecto por parte de Agrogi después de 5 años.

En las dos naves anteriores ya había un sistema automático para subir los platos pero no así para subir los bebederos, siendo esta acción manual. En cambio, en esta nueva nave tuvieron claro que esto también debería ser automático por lo que han colocado un sistema para subir tanto los bebederos como los comederos de manera automática lo que facilita notablemente el manejo. Además, también han incorporado la autolimpieza en dichos elementos.

Para leer el reportaje completo descargue el PDF o haga click aquí 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos