La UE extiende las ayudas por el veto ruso al sector lácteo tras reclamarlo los ganaderos

Publicado el 08/14 | por Anna Fernández Oller | Economía

Las asociaciones ganaderas piden al Ministerio de Agricultura que sopese la apertura de nuevos mercados.

Los ganaderos mantuvieron ayer una primera reunión con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) para analizar el veto ruso a la importación de productos agroalimentarios y sopesar diferentes medidas, como la apertura de nuevos mercados si dicho embargo se prolonga.

Bruselas anunció que abre la puerta a ayudas para productos lácteos como mantequilla y leche en polvo.

Los representantes de las diferentes organizaciones y cooperativas agrarias y del sector productor ganadero se reunieron ayer con el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, y coincidieron en apuntar que en el sector cárnico y el lácteo aún no están notando las consecuencias de esta crisis. El cosecretario de la Confederación de Organizaciones Empresariales del Sector Cárnico de España (Confecarne), Miguel Huerta, quien habló en representación de las interprofesionales ganaderas presentes en el encuentro (Propollo, Asoprovac y Anprogapor), consideró que la reunión fue “muy positiva” porque “atiende a las preocupaciones del sector” ganadero.

La Comisión Europea, por su parte, ha abierto la puerta a ayudas comunitarias al almacenamiento de productos lácteos como la mantequilla y la leche en polvo desnatada para compensar el cierre del mercado ruso a determinadas exportaciones agroalimentarias europeas, incluida la leche y productos lácteos. “La solución obvia al problema actual de exceso de oferta es abrir la ayuda al almacenamiento privado para la mantequilla y la leche desnatada en polvo”, explicaron fuentes comunitarias.

Mercados alternativos

Huerta resaltó que el sector porcino ya venía arrastrando otro veto ruso desde primeros de año por la aparición de varios focos de Peste Porcina Africana en Lituania y Polonia, mientras que otros sectores importantes de ventas a Rusia, como el vacuno de carne, no ha sufrido las consecuencias porque el embargo está aún “reciente”. A su juicio, la “buena noticia” es que España tiene mercados alternativos donde podría exportar, aunque “algunos de ellos todavía están cerrados”, por lo que pidió al Ministerio que haga las gestiones necesarias para que dichos destinos “puedan abrir sus puertas a la carne española”.

El presidente de Asaja, Pedro Barato, recordó que las consecuencias en el sector ganadero no son “por ahora” las mismas que en el hortofrutícola. Barato añadió que el encuentro ha servido para abrir un “canal de diálogo permanente” con el Ministerio que permita analizar “sector a sector” la repercusión del veto y decidir en base a ello las medidas a adoptar. Remarcó la necesidad de “aprender” del porcino porque “ya ha sufrido determinadas consecuencias” con su propio veto ruso “y buscar otros mercados”.

El secretario general de COAG Miguel Blanco, afirmó que desde el departamento les han trasladado que “hay margen de actuación”. “Hay una serie de actuaciones que se deben tomar y el Ministerio está dispuesto” a ello, señaló Blanco. En ese sentido, apostó por la apertura de nuevos mercados en países como México, Australia o China, por la restitución a la exportación o la posibilidad de enviar parte de la producción como ayuda humanitaria a otros países.

El secretario de Agricultura de UPA, Ignacio Senovilla, subrayó que esta reunión era necesaria para analizar las posibles repercusiones del veto ruso en la producción ganadera. A su juicio, España está “en condiciones” de hacer “las cosas bien” con la producción cárnica y láctea para que “no ocurra lo que ha ocurrido con las frutas y las hortalizas”.

Por su parte, el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO, Jesús Villar, y el secretario del sector Agrario y Manipulado Hortofrutícola de Fitag-UGT, Miguel Rodríguez, solicitaron al Gobierno que convoque un observatorio para analizar el efecto del veto ruso en el empleo agrario, al ser los asalariados “los grandes olvidados” en esta crisis. En un encuentro con los medios a la salida de la reunión denunció que los políticos “se habían olvidado de que dentro de la Agricultura también hay trabajadores que se pueden ver afectados por las medidas adoptadas por la Federación Rusa”.

Asimismo, Miguel Rodríguez señaló que los sindicatos han solicitado que el Ministerio les convoque “bien a través de un observatorio o una mesa continua”, para analizar “cómo va a influir (el veto ruso) en el empleo de los trabajadores agroalimentarios”.

Fuente : Agencia EFE

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos