El ciclo vital del ácaro rojo

Publicado el 07/14 | por agrinews | HUEVOS
El ácaro rojo es un parásito que se alimenta durante la noche con la sangre de las aves y con un ciclo vital de apenas 9 días prolifera de forma exponencial creando plagas fácilmente en las instalaciones avícolas

El ácaro rojo forma parte del grupo de parásitos externos más dañinos y extendidos en ganadería y, en especial, la avicultura: las acarosis. Se encuentran en todos los continentes  y las especies más habituales son Dermanyssus gallinae (el ácaro rojo), Ornithonyssus sylviarum, Ornithonyssus bursa, Cnemidocoptes gallinae, Cnemidocoptes mutans y Epidermoptes bilobatus.

Dermanyssus gallinae, el ácaro rojo o también conocido como dermaniso de las gallinas, es un parásito con amplia distribución mundial que afecta a la avicultura en todo el planeta y que a diferencia de la mayoría de los otros ácaros, se alimenta de la sangre de las aves y por tanto puede transmitir enfermedades con más facilidad.

No se limita a las gallinas y pollos domésticos, sino que afecta a muchísimas otras especies de aves y incluso se han descrito afectaciones en el hombre (cuidadores o familiares casi siempre) caballoos y perros. Esto implica que la presencia de aves silvestres o migratorias comportan un riesgo en nuestra instalación así como la de animales domésticos.

Los ácaros son parásitos externos que pertenecen a la clase Arachnida, es decir arañas. Su pertenencia a esta clase se visualiza rápido al apreciar que tiene 8 patas, cuatro a cada lado, que es una de las características más fáciles de apreciar en este grupo animal. En nuestro caso, el ácaro rojo (Dermanyssus gallinae) es un ácaro pequeño, de entre 0.6 y 0.9 mm de tamaño y blanquecino que se vuelve rojo por la presencia de sangre aviar en su cuerpo después de alimentarse.

Las hembras adultas ponen los huevos que eclosionan a los pocos días (2 o 3 días). Las larvas que nacen mudan a ninfas en tan sólo un par de días más tarde. Estas empiezan a alimentarse de sangre y tras pasar por varios estadios mudan a adultos en tan sólo 5 días. Si hacemos cuentas en tan sólo 9 días ya tenemos nuevos adultos, pero hay que tener en cuenta que si las condiciones  son favorables (cálido y húmedo) el ciclo vital puede completarse en tan sólo 7 días y por tanto el crecimiento de la población parasitaria es exponencial.

Los adultos puede esperar pacientemente medio año sin comer hasta que entran de nuevo aves en la instalación y hay descritos casos de hasta 10 meses en que pueden permanecer adultos en la instalación sin alimentarse de sangre de ave. De hecho puede alimentarse de sangre de mamíferos sin problemas, pero para reproducirse necesita sangre de ave de forma exclusiva.

Como todos los malos de la película, salen de noche a alimentarse y posteriormente vuelven a sus escondites para pasar el día y esconderse de la luz diurna. Suelen encontrarse en grietas y agujeros de la instalación donde se pueden formar grupos de hasta miles de individuos y es en estos escondrijos donde ponen los huevos.

 

Más información en:

http://parasitipedia.net/

http://es.wikipedia.org/wiki/Dermanyssus_gallinae

http://en.wikivet.net/Dermanyssus_gallinae

 http://www.ncl.ac.uk/afrd/assets/documents/PRMdocument1.pdf

 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos