Comprobación de la calibración: ¿por qué y cómo?

Publicado el 04/14 | por PETERSIME | Incubación

A lo largo del tiempo, la precisión y la respetabilidad de los sensores de temperatura y humedad han mejorado notablemente. ¿Acaso significa que nos podemos fiar totalmente de ellos y que nunca fallarán? Evidentemente, no. Incluso si incorporamos protecciones redundantes y alarmas independientes al sistema, realizar una sencilla comprobación manual al inicio de cada ciclo de incubación será vital. Llamamos «calibración» a esta comprobación manual.

Comprobación de la calibración

Normalmente, por error, decimos que estamos «calibrando» la incubadora. No obstante, sería más adecuado decir que estamos «comprobando la calibración», dado que normalmente los sensores no necesitan configurarse. Con todo, un mantenimiento óptimo y periódico es fundamental y garantizar que todo esté en perfecto estado al inicio de cada ciclo debería ser algo primordial en el programa de mantenimiento.

Por este motivo, antes de cada ciclo de incubación, debe comprobarse la calibración de la máquina y modificarse las lecturas del sensor de temperatura y humedad, en caso necesario. Para ello se emplea una unidad de calibración de gran precisión.

Posición de la unidad de calibración

Cuando el departamentode l+D diseña una incubadora, el perfil de temperatura de la cabina se registra de manera exhaustiva y se crea una imagen en 3D con lo que sucede exactamente durante todo el ciclo. El punto de calibración se establece de modo que corresponda con la temperatura media de la máquina y que se pueda alcanzar de una manera cómoda desde la parte delantera de la máquina.

calibra

 

Unidad de calibración de Petersime conectada a una incubadora BioStreamer

 

La temperatura en esta posición se corresponde con el punto «X», tal y como se muestra en el siguiente gráfico.

 

Rango-de-temperature-del-aire-en-la-incubadora

 

 

En realidad, las cosas son un poco más difíciles.

  • En primer lugar, el punto de calibración se establece en una posición en la que la temperatura es ligeramente superior a la «X». El motivo de ello es biológico: el embrión en desarrollo podría sufrir daños mucho antes si la temperatura es demasiado alta que si es demasiado baja.
  • En segundo lugar, gracias al sistema Embryo-Response Incubation, el sensor de temperatura OvoScan se alinea entre d1h12 y d2h12 (tal y como se muestra en el gráfico) cuando la temperatura de la cáscara del huevo y la temperatura del aire de la máquina son iguales. Esta alineación depende de la precisión del sensor de temperatura. Por ello, es vital que compruebe la calibración en esta fase.

Es extremadamente importante efectuar la calibración en el punto de calibración establecido. Si se utiliza otro punto, los programas de incubación estándar de Petersime no serán válidos. Además, la asistencia remota del departamento de servicio al cliente de Petersime será complicada, por no decir imposible, dado que nuestro conocimiento y experiencia se fundamentan en las referencias conocidas.

 

Equipo de calibración

 

Sobra decir que unas comprobaciones de calibración precisas están vinculadas a la calidad de la unidad de calibración empleada. Estos son los puntos principales que deben buscarse:

  • Regularidad. Muchas unidades del mercado no son regulares durante un periodo prolongado.
  • Exactitud. Muchas unidades son precisas en ±0,1 °F únicamente si la lectura se acerca a la temperatura ambiente.
  • Precisión. Muchas unidades se calibran en unas condiciones ambiente determinadas (normalmente a 25 °C), por lo que las desviaciones pueden ser notables si las condiciones del ambiente son superiores o inferiores.

Para estar a salvo, lo mejor es emplear las unidades de calibración que ofrece Petersime.

 

Lo que se debe y no se debe hacer

  • Utilice los sistemas / procedimientos recomendados. Se han probado para garantizar la continuidad de la asistencia vigente
  • Incluya una comprobación de la calibración en su programa de procedimiento estándar. El tiempo que se tarda en llevarla a cabo es mínimo en comparación con los costes que acarrearía un fallo.
  • Asegúrese siempre de que la lectura de la unidad de calibración y del interior de la incubadora es estable, así como de que no se han producido calentamientos, enfriamientos, ventilaciones ni volteos. Nunca apresure el procedimiento. Es totalmente aceptable cargar la unidad de calibración y regresar 15 o 20 minutos más tarde.
  • Asegúrese de que el equipo se encuentre en buen estado e incluya una prueba de recalibración periódica de la unidad.
  • Si el resultado de la comprobación es un error grave, tenga cuidado. Efectúe una doble comprobación y pruebe la unidad de calibración en otras máquinas antes de asumir que el problema se encuentra en la incubadora. Pueden existir otros factores que tengan como resultado una lectura errónea, como que la válvula solenoide de refrigeración se haya quedado abierta, que exista una fuga en la junta de la puerta, etc.
  • El volteo afectará al flujo de aire y, posiblemente, a la lectura. Por ello, efectúe siempre la calibración con la misma posición de volteo, preferiblemente la posición «A» (consulte la siguiente ilustración), ya que es una referencia conocida y utilizada por el departamento de servicio al cliente de Petersime.

 

caliqq

Se recomienda efectuar la calibración cuando los carros de la incubadora se volteen en la posición «A».

Por Roger Banwell, Director de Desarrollo de plantas de incubación de Petersime 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos