Principios básicos que debe reunir un ordenador de control ambiental

Publicado el 02/14 | por agrinews | Equipos
El control ambiental de las instalaciones ganaderas se realiza mediante ordenadores que regulan el ambiente según los parámetros introducidos y las lecturas de las sondas

Independientemente del tipo de producción animal en el que trabajemos, un ordenador de control ambiental para una granja debe reunir unos principios básicos. Debe mantener la temperatura óptima y humedad ambiental deseada al mismo tiempo que mantiene una calidad de aire adecuada. El conseguir las condiciones ambientales óptimas nos va a repercutir en el mejor estado de los animales, tanto de bienestar como de salud, optimizando por tanto los resultados productivos.

El equipo de control ambiental que queramos instalar debe estar conectado a las sondas que le indicarán como fluctúan los parámetros a controlar y estas deben estar situadas en los puntos estratégicos de la instalación para que las lecturas sean eficaces. Estas, las sondas, serán los ojos del equipo que informarán al ordenador central y este posteriormente regulará los diferentes sistemas que dispongamos a su alcance para mantener estable las condiciones de temperatura, humedad y velocidad de aire en el interior de la nave.

Antes de instalar un equipo de control ambiental es necesario plantearse como queremos que se ventile la nave, ya que de ello se derivará que equipo necesitamos instalar. Para ello se recomienda que se valoren las diferentes alternativas con un técnico:

  • Ventilación natural, sin extractores y se ventila por las ventanas. Las ventanas pueden regularse manualmente o mediante un motor conectado al ordenador.
  • Ventilación por sobrepresión, donde los ventiladores introducen el aire en el interior de la nave y este sale por las ventanas abiertas para tal menester.
  • Ventilación por depresión, cuando los ventiladores extraen el aire viciado del interior y este entra por ventanas en el lugar opuesto.
  • Sistemas mixtos. Generalmente unen la ventilación natural con cualquiera de los otros dos sistemas cuando las condiciones ambientales externas no permiten el uso de la ventilación natural (golpe de calor por ejemplo)

Del mismo modo si se decide por la ventilación forzada esta puede ser:

  • Transversal, entre las paredes laterales
  • Longitudinal o de tipo túnel, entre los dos extremos de la nave.

Una vez hayamos decidido por que sistema optamos para nuestra instalación es cuando debemos estudiar que queremos o podemos controlar y donde se deben instalar las sondas de forma que estas sean útiles (que las mediciones sean a la altura de los animales, no tengan interferencias como por ejemplo poner una sonda de temperatura a poca distancia del sistema de calefacción o una sonda de velocidad de aire detras de una plancha o comedero que altere el valor real).

A partir de ahí todos los sistemas que conectemos al ordenador servirán para aumentar la eficacia y el mejor control de la calidad de aire y estarán en función del mayor o menor control que queramos obtener. Cuantos más datos nos aporte o aportemos al sistema mayor será la eficacia del sistema y mayor rendimiento productivo podremos obtener gracias al mayor control que tendremos sobre nuestra instalación, aunqueno por ello son imprescindibles.

Así el equipo de control ambiental debe estar en función de qué queremos controlar y cómo lo queremos controlar.

Otro punto muy importante es el apartado de manipulación del equipo. Cada vez los equipos son más intuitivos y la facilidad de manejo ya tiene su importancia capital, pues de nada sirve un mega-equipo de control si no se es capaz de regularlo o entrar los parámetros con los que trabajar.

No es inhabitual encontrarse frente a equipos de cierta complejidad o de antiguedad y estar media hora delante de ellos hasta poder vislumbrar como funcionan y, en algunos casos, tener que recurrir a la llamada telefónica al fabricante o instalador y intentar adaptar los parámetros a las necesidades actuales. No sirve el «ya te lo dejo puesto como ha de funcionar y no lo toques», pues es necesario poder interactuar con el equipo cuando sea necesario.

Por ello es necesario asegurarse bien que el funcionamiento sea de fácil comprensión y manipulación, aunque no lo hagamos nunca. De lo contrario cuando sea necesario nos encontraremos con un auténtico revoltijo de parámetros.

Más información en

http://www.planeficienciaenergetica.es/archivos/15_MEE_PYMES_avicultura.pdf

http://la-calidad-en-la-climatizacion-de-granjas.

http://comparativa de diferentes sistemas de climatizacion

http://iet-journals.org/archive/2013/march_vol_3_no_3/221711357124356.pdf

http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S1415-43662007000500013&script=sci_arttext&tlng=pt

 

 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos