Sistemas de Calefación en granjas cunícolas

Publicado el 10/13 | por agrinews | CONEJOS
Son varios los sistemas de calefacción que pueden utilizarse en cunicultura para mantener la temperatura de la nave

Uno de los pilares basicos productivos es la Calefación en granjas cunícolas para poder manterner a los conejos en un intervalo de temperatura lo más cercano posible a la temperatura óptima donde poder conseguir los objetivos productivos deseados con el menor coste posible. Hay muchas opiniones al respecto, pero generalmente se acepta 20ºC como la temperatura deseable con un intérvalo que abarca hasta los 18ºC en cebos y 21ºC en el momento del parto.

Así nos encontramos que cuando el entorno tiene una temperatura baja, los conejos reaccionan poniendo en marcha una serie de mecanismos corporales de termoregulación para equilibrar su temperatura y mantener su cuerpo a la temperatura adecuada. Esto lo consiguen básicamente aumentando su actividad corporal y comiendo más pienso por un lado y por otro lado disminuyendo sus pérdidas corporales con un pelaje más denso en invierno.

Estos procesos son graves para gazapos con menos de 10-12 días de vida, puesto que su cuerpo es incapaz de autoregularse y necesita de un buen aislante en el nidal, aunque no por ello aumenta significativamente los costes de alimentación, pero si disminuye el índice de supervivéncia en esos gazapos que serán más sensibles a sufrir enfermedades posteriormente. Uno de los síntomas más expresivos que han pasado frío es el color del  pelaje, que se vuelve negruzco. Hay que apreciar que el pasar frío los gazapos en un nidal no es exclusivo de invierno, sino que en verano si la corriente de aire es fuerte y fría o el material aislante del nidal insuficiente es frecuente observar el proceso.

Evidentemente la calefacción en las instalaciones tienen que ser diseñadas para poder mantener la temperatura ambiental necesaria para los conejos en sus diferentes edades y estados productivos y sin fluctuaciones, pues estas pueden generar estrés a los animales.

Un buen sistema de calefacción en una granja debe tener en cuenta todas las medidas posibles que combinen la eficiencia energética con el coste económico. Así hemos de diseñar no sólo el sistema de generación de calor, sino todas las partes que intervienen en el mantenimiento de la temperatura en un conjunto que mejore la sostenibilidad de las granjas desde el punto de vista medioambiental y económico.

  • Origen de la fuente energética (petroleo, biomasa, etc)
  • Sistema de distribución del calor (ambiental, local, mixto, etc)
  • Aislamiento y elementos de construcción de la nave (paredes, techo y suelo)
  • Recuperadores de calor
  • Ordenador de control ambiental y sondas

El coste en calefacción de las granjas cunícolas se sitúa entre los 0.025 y 0.046 €/kg anuales, un valor muy elevado si se tiene en cuenta que son costes derivados del funcionamiento y sólo una parte del año. Esto hace que cualquier medida de ahorro repercuta muy directamente en el coste global de la granja.

Tipos de calefacción.

A simple vista da la impresión que la calefacción sea un mundo inacabable de posibilidades y sistemas,  pero en el fondo se reduce a sútiles variaciones de un modelo que tienen un comportamiento con ligeras diferencias, pero importantes.

El origen del calor lo podemos dividir básicamente en cuatro fuentes distintas:

  • Combustibles fósiles: gas, petróleo y carbón.
  • Electricidad
  • Madera, biomasa u otros combustibles
  • Alternativas (geotérmica, solar, etc)

Cada una de ellas tienen sus ventajas e inconvenientes cuyo peso en un lado o otro depende de la nave, situación, sistema de distribución de calor, y, en mayor grado de la disponibilidad local o del compromiso ambiental que tenga cada uno.

 

Fuente de calor Ventajas Inconvenientes
Gas y petróleo
Sistema limpio, equipos muy eficaces y conocidos, gran potencial calorífico, respuesta rápida
Precio, contaminación, perspectivas de futuro
Carbón
Elevado calor latente
Precio, contaminación, manipulación, calidad, mantenimiento
Electricidad
Mantenimiento, sencillo de instalar,
Costes elevados
Madera, cáscaras de almendra, pellets, hueso de aceituna, biomasa
Precio, producto de cercania, compromiso medioambiental, equipos eficientes
Suministro irregular, calidad variable, almacenamiento, mantenimiento,
Alternativas, geotérmica, solar térmica
Compromiso medioambiental, costes
Coste instalación, eficiencia de respuesta, necesita apoyo de otros sistemas

La distribución del calor por el interior de la nave puede seguir varias pautas diferentes, pero de hecho se pueden resumir en tres conceptos de trabajo diferenciados:

Localizado. Totalmente en desuso actualmente ya que los animales situados debajo de ellos estaban expuestos a demasiado calor mientras que los alejados apenas recibían temperatura. Son las clásicas pantallas que utilizan el sistema de calefacción radiante, que a pesar de las modificacines que se hicieron, al estar los conejos en jaulas y no poderse desplazar buscando la temperatura adecuada se hicieron obsoletos y se sustituyeron por los otros sistemas. La instalación de estufas de leña o carbón repartidas por la nave conectadas también está en claro desuso por las variaciones de calor que se producen en la nave.

Ambiental. La calefacción se realiza sobre todo la nave calentandola a una temperatura fijada. Son los sistemas basados en generadores (cañones, calderas, y turbinas) y utilizan el sitema de convección. Pueden instalarse a la entrada del aire, en el extremo de la nave con ventilación tipo túnel o varios de pequeños a lo largo de la nave conectados a sondas y distribuidos equitativamente para homogeneizar la temperatura ambiental.

Otros sistemas. Muy poco utilizados como son sistemas de distribución de calor por radiadores o tubos delta, donde circula agua caliente.

 

 

Etiquetas:

es el autor de este artículo.
Sus artículos